dijous, 3 de maig de 2012

Retallades a la universitat


Juan Antonio Micó | Cádiz www.diariodecadiz.es 01/05/2012
No me consideren un malhablado por empezar la columna de hoy 'putandi', es decir 'pensando', en las nuevas reformas universitarias (más bien recortes). En efecto creo, y si me equivoco ya me corregirán mis compañeros profesores de latín de la UCA, que en latín 'pensar' se dice 'putare' y el gerundio 'pensando' se dice, en una de sus formas, 'putandi'.
El Ministerio de Educación quiere "hacer algo" con las carreras que tienen poca demanda de estudiantes. No sabemos como concretarán ese "algo" pero 'putandi' (pensando) se me ocurre que puede ir desde fulminarlas a fusionarlas. En el último caso se supone que serán impartidas solo por algunas universidades con un número "rentable" de alumnos. Evidentemente, esta medida del Ministerio es una medida de ahorro, sin más. Mi opinión, como profesor de universidad, es que no han 'putatus' (pensado) con mucho criterio universitario ni histórico. No creo que haga falta decir que entre los grados amenazados están las lenguas clásicas, latín y griego.
La Universidad no es una empresa, es el lugar donde se debe enseñar a 'putar' (pensar). Un joven que sabe 'putare' correctamente, puede hacer muchas cosas en su vida profesional, algunos que no conjugan demasiado bien el verbo 'putare', se pueden dedicar a la política y a decirnos qué es la universidad. La universidad puede enfocarse hacia la empresa, nada que objetar, pero la universidad no puede dejar de enseñar latín o griego, son sus pilares. La universidad debe velar por la lengua, la literatura, el arte, la historia, la educación, además de por la ciencia y la técnica. Un país que ve en su universidad una cuenta de resultados contables no 'puto' (piensa) en su futuro. Si los alumnos dejan de tener interés por la química, ¿borramos la química del espacio docente, o las matemáticas? La universidad no debe depender del pensamiento político de turno, los políticos son pasajeros, la cultura, la lengua y la historia no lo son y deben ser enseñadas en todas las universidades. Las primeras hojas de una enciclopedia no deben arrancarse para añadir otras. Las hojas del conocimiento son las que son, no sobra ninguna, y la universidad debe ser la fiel garante de cada una de esas hojas. Por favor, dejen de 'putare'… y piensen.