dimarts, 29 d’abril de 2014

La muralla de Tarraco, apuntalada


Tarragona.(ACN).- El Ayuntamiento de Tarragona ha decidido apuntalar con carácter de urgencia un tramo deteriorado de Muralla en el paseo de Sant Antoni. Los trabajos comenzarán en breve, cuando los técnicos municipales terminen de analizar la zona. La teniente de alcalde de Patrimonio, Carme Crespo, ha lamentado que el consistorio haya tenido que impulsar esta actuación ante la falta de inversión de la Generalitat.
"Es la muralla más antigua de Catalunya y no podemos estar cada día pendientes de si la lluvia o el viento la ponen en peligro", advirtió. El plenario ha aprobado este lunes el borrador del convenio con la Generalitat para la restauración del tramo de la Baixada del Roser, que el consistorio también apuntaló el año pasado.
El presupuesto para la restauración del tramo de Muralla de la Baixada del Roser es de unos 270.000 euros y corresponde a la quinta fase de actuaciones en el monumento. Crespo ha apuntado que la inversión se costea a partes iguales entre el Ayuntamiento y el Institut Català del Sòl (Incasòl), mediante el 1% cultural. La concejala ha destacado que el consistorio ya realizó casi la totalidad de su aportación del año pasado.
Entonces decidió apuntalar el muro, que presentaba cierto riesgo de derrumbamiento. Con la aprobación este lunes en sesión plenaria del borrador del convenio entre el Ayuntamiento, el Departamento de Cultura y el Incasòl, sólo restará la convocatoria y apertura del pliego de condiciones para adjudicar los trabajos a una empresa. A estas alturas, sin embargo, no hay establecido ningún calendario para el inicio de los trabajos.
La teniente de alcalde de Patrimonio ha recordado que el consistorio está pidiendo reiteradamente a la Generalitat que invierta en el monumento, ya que su deterioro se acentúa por las inclemencias meteorológicas y el paso del tiempo. El consistorio estima que la restauración del tramo de la zona del Baluarte de Sant Antoni podría tener un coste similar al de la zona de la Ensenyança, que fue de unos 1,2 millones de euros.
La Muralla de Tarragona es uno de los monumentos más importantes del continente europeo y la más antigua que Roma construyó fuera de la Península Itálica. Monumento desde 1884, forma parte del Conjunto Histórico de Tarragona (1966) y del Conjunto Arqueológico de Tarraco, incluido en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO. En 2007, Generalitat y el Ayuntamiento impulsaron la redacción del Plan Director de la Muralla.



Més informació